© 2017 by International Chemical Process, 37 Rue d'Amsterdam, 75008 Paris                                                                   

  • @poolsanfrance
  • @poolsan1
  • @poolsan_off
  • Blanc Icône YouTube

0805 14 00 60 (appel gratuit depuis un poste fixe)

CONTACT@POOLSAN.FR

FAQ

El agua de la piscina está turbia y tiene un color verdoso
Hay problemas de corrosión
Los bordes de la piscina son resbaladizos
En que PoolSan® es diferente al tratamiento con cloro o bromo ?
Se puede bañar enseguida después del tratamiento de PoolSan® ?
Que hay que hacer la primera vez que se utiliza PoolSan® ?
Como deshacerse del cloro remanente en la piscina ?
Cuanto tiempo es eficaz el tratamiento PoolSan® ?
Puedo verter el agua de la piscina al jardín y a las flores ?
Puedo utilizar PoolSan® en la piscina elevada para niños ?
Que otros productos se necesitan para utilizar PoolSan® ?
Como medir PoolSan® en al agua de la piscina ?
Puede el tratamiento PoolSan® provocar manchas ?

Que otros efectos pueden aparecer si se sobrepasa la dosis de PoolSan® ?

Puede PoolSan® reaccionar con el generador de ozono del spa ?
Se necesita dosificar PoolSan® durante el ivernage ?
Hace efecto PoolSan® en las algas que manchan la piscina ?
Manipulación de los productos químicos

Necesita pH+ y pH- para ajustar la dosificación del pH, que debe de estar entre 6.8 y 7.4. Si el agua es verdosa o turbia, se debe efectuar un tratamiento choque, a base de oxígeno activo (Con Regenerador Poolsan® 40g/m3). Pedir consejo al revendedor habitual. PoolSan® es compatible con todos los productos del mercado.

Causa : el nivel de pH es demasiado bajo

Solución : ajustar el nivel de pH

Desarrollo de algas y de organismos contaminantes o residuos de los bañistas. Si es necesario, ajustar el nivel de pH. Verificar el nivel de PoolSan® y ajustar. Efectuar un tratamiento choque. Continuar con la filtración.

PoolSan® en solución no tiene toxicidad y no se transforma en ningún producto secundario. Se puede beber y regar el jardín con el agua de la piscina sin peligro, el agua no pica los ojos, no tiene olor y no blanquea el cabello

Si, se puede bañar inmediatamente después de haber dosificado PoolSan® en la piscina.

Primero asegurarse que el filtro esté limpio y que funcione. Si el agua está turbia o verdosa, hacer un tratamiento choque con el REGENERADOR o con un producto de oxígeno aconsejado por un revendedor. Verificar que el pH esté entre los valores de 6.8 y 7.4. Si no fuese el caso, ajustar el nivel con productos comunes de un revendedor o que ya tenga. Añadir PoolSan® según la dosificación en función del volumen de la piscina, la mitad en el filtro y la otra mitad directamente en el agua.

PoolSan® es compatible con el cloro. Simplemente añadir PoolSan® al iniciar el tratamiento, la mitad en el filtro y la otra mitad directamente en el agua. El cloro se evaporará por sí mismo y se podrá volver a dosificar PoolSan® solamente una semana después de la dosis inicial. Para una utilización óptima, la concentración de cobre tiene que estar entre 0.4 y 0.8 mg/l.

El kit de tratamiento PoolSan® es eficaz durante 4 a 5 semanas. Esta duración puede variar en función de la utilización de la piscina (cantidad de bañistas), los cambios de temperatura, días de sol, las precipitaciones …

Si ! PoolSan® es responsable del medioambiente y no crea ningún problema al verter el agua de la piscina en el jardín o en las flores ! (al contrario del cloro).

SI, hay un kit especial. PoolSan® es eficaz en las piscinas elevadas y los spas. Asegurarse de la dosificación en las piscinas elevadas.

Un regulador de pH y un aporte de oxígeno activo (REGENERADOR). Estos productos se encuentran en un revendedor habitual o en los grandes almacenes. PoolSan® es compatible con todos los productos del mercado.

El cobre en el agua de la piscina es un buen indicador del nivel de ingredientes activos en el agua. Dosificar el cobre con el kit de test proporcionado por PoolSan®. El nivel óptimo es de 0.6 mg/l. Si es más bajo, referirse a la tabla de dosificación para aumentar la concentración en función del volumen de agua. La dosis máxima de cobre en el agua potable es de 2.0 mg/l; hay margen !

ISi, por inadvertencia, sobrepasa de mucho la dosis de PoolSan®, podrían aparecer manchas de color turquesa en la pared de la piscina. Las manchas desaparecerán progresivamente si se para el tratamiento de PoolSan®. Para quitarlas más rápidamente, utilizar un ácido clorhídrico (ácido para la limpieza de piscinas) durante 1 a 2 semanas manteniendo siempre el nivel correcto de pH (6.8 – 7.4). Reemprender el tratamiento de PoolSan® al cabo de 3 a 4 semanas después que se hayan eliminado las manchas.

Si realmente se sobrepasa la dosis de PoolSan®, los bañadores se pueden descolorar ligeramente, así como el cabello. Para recuperarlo, enjuagar la ropa y/o los cabellos con vinagre y lavar. Estos efectos pueden también producirse en piscinas de cloro, pero serán más difíciles de recuperar. ESTOS EFECTOS NO SE PRODUCIRAN SI SE RESPETA LA DOSIFICACION PRESCRITA !

PoolSan® no reacciona con el ozono. Utilizando PoolSan® en el spa no se necesita ozono.

Se recomienda dosificar la piscina antes del ivernage y de medir el nivel de cobre 3 meses después. Si necesario, ajustar. No sobrepasar la dosis antes del ivernage para evitar manchas en el liner.

PoolSan® mata las algas que manchan. Frotar las manchas persistentes entre los azulejos, desaparecerán al cabo de un mes. Los efectos de PoolSan® son visibles al cabo de 3-4 días después del tratamiento.

Afín de garantizar una manipulación en total seguridad de nuestros productos, se aconseja tomar nota de los siguiente elementos :

  • Mantener todos los productos químicos bajo llave y fuera del alcance de los niños y de las personas no autorizadas.

  • No mezclar nunca diferentes productos químicos en su forma concentrada. Utilizar únicamente recipientes apropiados para mezclar con agua. Verter siempre el producto químico al agua y nunca a la inversa.

  • Todo producto químico tiene que estar conservado en un lugar fresco y seco. Utilizar los productos químicos con precaución. Siempre leer la etiqueta y la información del producto antes de utilizarlo.

Se notifica que el nivel máximo de cobre autorizado por la Unión Europea en el agua potable es de 2.0 mg/l (ppm). El agua de su piscina está bien por debajo de estos límites.